Inspiratec

El proyecto INSPIRATEC es un concurso para escolares de toda La Rioja con el que se pretende fomentar la creatividad y la innovación desde edades tempranas

Inspiratec consiste en inventar un producto de consumo con aplicación real (no teórica) en nuestra vida cotidiana y que haga más sencillo nuestro día a día.

Curso 2017-2018

El Equipo de estudiantes  The Future of Nature formado por Fermín Jiménez Díaz y  Hugo Lozano Mendoza del Colegio San Agustín de Calahorra obtiene el primer premio en la III Feria de Ciencia e Innovación de escolares de La Rioja 2018 en la categoría presencial de Educación secundaria CON EL PROYECTO “Invernadero inteligente basado en Arduino”

Curso 2018-2019

El Equipo de estudiantes del  Aula PROCUA  y Corazón Despierto presentaron el proyecto  ¡En el Super, cuadrabol será  tu solución!: Es un objeto de plástico reciclado que sirve para abrir y sujetar la bolsa cuando estamos metiendo la compra en el supermercado. Defendido por los alumnos: Javier Mangado, Juan Foito y  Judiht  Amador obtuvieron el primer premio  en la categoría presencial de Educación Especial.

Los alumnos de primaria pasaron a la final de Educación Primaria categoría presencial con su proyecto “Pilcetín”: un pijama unido a un calcetín cosido por ellos mismos, con el eslogan “con Pilcetín dormirás en invierno calentito y en verano frequín”

 

 

 

 

En  Educación Secundaria categoría presencial los alumnos del grupo Agustep, formado por Iker Reinares, Carmen Ortiz, Diego Pérez y Mario Fernández, fueron finalistas con el proyecto “Piezostep·: adaptador piezoelétrico para aparatos de step, escaleras etc. Generador de energía eléctrica limpia y sostenible para cargar dispositivos pequeños. Con el eslogan “la energía a un paso”

El grupo VP_PMD formado por  Pedro García-Carranza, David Moreno, Vidal González, Marcos Felipo y Pablo Sagarminaga presentó el proyecto Coffee Energy: es una pequeña empresa para industrializar el proceso de reciclaje de los residuos de café en biocombustibles y producir productos bioquímicos ecológicos.

Los posos de café usados ​​son altamente calóricos y contienen compuestos valiosos, lo que los convierte en una materia prima ideal para producir productos de segunda generación, como el biodiesel para sistemas de calefacción y pellets de alto poder calorífico. Su eslogan: “Una taza de café está llena de ideas”